Jun 28

Espermatozombies

Tema: Gastronomía – Palabra temática: espermatoZOmbie

Como en el anterior el tema es la gastronomía y la palábra es espermatozombie. La razón de ser esta segunda entrada es tratar el mismo tema pero de manera diferente. Mismo inicio, distinto final.

Como en una mala película de terror las noticias ocultas en internet avisaron de la catástrofe a venir y pocos le hicieron caso. Los gobiernos y las grandes multinacionales que controlaban la prensa, tanto de izquierdas como de derechas, impidieron cualquier publicación en los medios llamados tradicionales.

Y por ello, como en una mala película de terror el virus se extendió.

Mientras hablaban del virus Zika de su competidor Chikungunya, del repunte del dengue, dando noticias alarmantes favoreciendo a las farmacéuticas, todos los grandes prefirieron mirar hacia otro lado respecto al virus Naaswenner.

Los primeros que dieron la voz de alarma y que fueron callados, fueron los grandes cocineros. Plantas de alto nivel ecológico tenían un sabor ácido.

Las respuestas oficiales fueron de lo más simples: “era la evolución darwiniana”. Las plantas habían evolucionado y la acidez era una respuesta de la planta a los depredadores. Y los cocineros no tenían más que adaptarse.

Eran algo asombroso.

El mundo gastronómico volvió a dar la alarma con pruebas parciales de un “virus de las plantas” y de nuevo el mundo científico-oficial volvió a negar las pruebas dadas por unos “cocineros jugando a ser científicos

La situación cambió drásticamente.

El virus Naaswenner fue una realidad con la publicación de las primeras estadísticas sobre la bajada de nacimientos y el aumento de abortos espontáneos.

Los científicos de todo el mundo se pusieron a investigar las razones por las que cada vez había menos nacimientos y más problemas durante los embarazos, no sólo había el crecimiento de abortos, también había un alto número de fetos malformados.

Al final creyeron las alertas producidas por los expertos gastronómicos, investigaron las plantas y encontraron una mutación del virus de la familia Potyviridae resistente a los insecticidas y que tenía un efecto directo en el esperma humano.

Al ingerirlo, producía una toxina que volvía el esperma más ácido y tóxico para los espermatozoides. Estos mutaban perdiendo el acrosoma impidiendo la perforación del óvulo para fecundarlo llevando a la disminución de embarazos.

Los que lo conseguían pasar, estaban debilitados al llegar “disminuidos” por el viaje.

El espermatozoide ya no nada, corre como un zombi sin alimento. Ves el espermatozoide, pero lo ves moverse, pero lo ves más muerto que vivo” mencionó a la televisión pública el doctor Durand.

A partir de ese momento, la OMS decretó la urgencia frente a lo que se llamarían los espermatoZombies. Los especialistas mundiales se congregaron en Oslo para una reunión al “finish”. Esperemos que de esta reunión salga algo que salve a la humanidad de su desaparición definitiva.

About the Author:

Leave a Reply

*