Su primer día de trabajo – Chistorias
Nov 16

Su primer día de trabajo

varus

Tema: su primer día de trabajo
Palabras: Primera Sangre, Torre, Rescoldo de Bami, Robótica, Estrella, Peluche, Terminología, Derrota, Verano, Menda
Nombre: VARUS

Con la dificultad que no puede ser el primer día de trabajo dentro de LOL o de uno de los trabajadores de LOL

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Si así termino mi primer día de trabajo… cómo acabaré cuando lleve un mes o un semestre…. ¡o un año! – pensó

La verdad es que no se esperaba que trabajar en el departamento de robótica de la universidad fuera a ser tan…. Cansado.
Se sentía como cuando participó con su clan en las primeras batallas oficiales de LOL y tras 12 partidas seguidas ganadas, dieron todo lo que les quedaba para ganar la fatídica decimotercera batalla.

Las cosas se pusieron de culo, recordó la partida, él jugaba con Varus. Estaban tan reventados que perdieron la primera torre en segundos. No se habían puesto de acuerdo y ninguno la protegió. Luego, el AP, no recordaba con que personaje, jugó mal sus cartas y el equipo adverso logró también la primera sangre y la segunda. Todo iba de cabeza. El calor del verano tampoco ayudaba. La derrota estaba casi asegurada.

Pero “el jungla” empezó, él, sí que sabía jugar. Aparecía, enganchaba, destrozaba, desaparecía. Empezó a hacer estragos. Él consiguió rehacerse. Sabían al comprar el AP el “Rescoldo de Bami” que tenían una posibilidad. Sólo habían perdido las tres torres iniciales. Los habían conseguido dominar.

La partida, que partía perdida, acabó con la rendición sorprendente del equipo adverso. 13 batallas sin conocer la derrota. Ahí decidieron dejarlo. El lo dejó dos días, los dos días que se pasó durmiendo del cansancio.

Así estaba hoy, tras su primer día de trabajo. La diferencia: al día siguiente tenía que trabajar.

Llegó a su casa y se dio cuenta que no le apetecía hacer nada.

Se tiró en el sofá y dio rienda suelta a los recuerdos del día.

Se había levantado pensando en su buena estrella. Había conseguido el puesto que tanto deseaba. Como ingeniero en micro-robótica le habían propuesto formar parte de una de las empresas asociadas a la universidad más importantes del continente. El menda, como dijo a sus amigos, había conseguido su sueño. Se acabó el trabajo de esclavo en bares y restaurantes de la universidad.

El menda había conseguido sobrevivir a… “Su primer día”.

El primer día era día de novato. Le plantaron delante de un peluche. Tenía que disecarlo. Un peluche de los de antaño: “Disecarlo y hacerlo robóticamente perfecto con las piezas que hallaría en esa caja”. La abrió. Los utensilios eran tan obsoletos que no conocía ni la terminología correcta con los que mencionarlos. Se pasó las ocho horas intentado descubrir lo que eran y para que servían.

Al acabar el día, cuando tenía que presentar el peluche robotizado, cuando ya creía que se iba a ir definitivamente a casa, sonó una campana y los 10 frikis del departamento en el que había ingresado como novato, dispararon sus pistolas de confetis mientras el responsable abría una botella de champan.

Había demostrado que tenía paciencia, aguante, garras y hasta carácter. Sólo los presentes habían aguantado 8 horas en tal misión imposible. Había sido aceptado.

Con ese pensamiento cerró los ojos esperando que al día siguiente si fuese realmente su primer día de trabajo.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

 

About the Author:

Leave a Reply

*