Ago 3

Combatir la angustia espacial…

Espacio

Tema: Espacio
Palabras: Capullo, Crohn, “no sé qué decirte”, mango biche,
Nombre: Petrolina

.-.-.-.-.-.-.–.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Esta entrada, aunque tiene las obligadas palabras, temas y nombre, sigue a la entrada: Sr Wolf, primer día de su nueva vida.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

  • No sé lo que decirte Petrolina, con todos los avances que ha habido hasta ahora podrías empezar a tomarte las medicinas que te han recetado para combatir tu ansiedad y los problemas que produce el Crohn.
  • No me seas capullo, sabes bien como soy. Soy partidaria de la medicina alopática. Lo sabías desde que me conociste. Nos conocimos por ello.

Echó la vista atrás. A ese primer día de su nueva vida, cuando iba a hacer esa primera exploración espacial y no pudo. De como a ese día le siguieron dos días más y luego otros dos. De 23 días que tenía, 5 habían quedado en un intento infructuoso de salir al espacio a realizar sus labores de arqueólogo.

Fue entonces cuando el mando le recomendó urgentemente visitar la consulta de la doctora Petrolina durante los dos días de descanso. Una bella e increíble psicóloga. Enseguida establecieron una relación más allá de la normal médico-paciente.

El tratamiento basado en el medicamento Argentum Nitricum empezó a darle resultado rápidamente. Eso y el trabajo sobre la autoconfianza promovido por Petrolina.
El sexto día de exploración se enfrentó a sus temores y salto de la pasarela.

Ese día fue realmente el primer día de su nueva vida.

Tras las más de ocho horas de trabajo subiendo diversos restos a la nave, aunque contenedores de poco valor, volvió a su habitáculo en la nave nodriza donde le esperaba una Petrolina más que orgullosa de su hombre.

Ya habían pasado 15 de los 23 días de la misión, nunca se contaban los días libres, cuando supo de la enfermedad de su “nueva” pareja. La enfermedad de Crohn. Algo que a pesar de todos los avances todavía seguía siendo una plaga. Con los avances vino la mayor exigencia en los puestos clave. Con la exigencia, la ansiedad. Con la ansiedad, los más propensos, desarrollaban la maldita enfermedad. Plaga donde las farmacéuticas desarrollaron múltiples medicamentos, aunque ninguno curaba la enfermedad al cien por cien. Las malas lenguas comentaban que si lo hiciesen, dejarían de ganar las escandalosas cifras que tenían.

Por eso, médicos como Petrolina se medicaban según la línea lopática. Trataba sus crisis con frutas tropicales, un batido de plátano, mango y papaya que no estaba especialmente malo, sobre todo cuando, decía ella, era mango biche. Un mango que le gustaba especialmente y le hacía pasar cualquier crisis.

  • No me seas capullo, sabes bien como soy. Soy partidaria de la medicina alopática. Lo sabías desde que me conociste. Nos conocimos por ello

Si, si lo sabía, por eso, sabiendo lo que podía pasar después si le daba respuesta, dio una excusa rápida y se dirigió a los salones. Cuando se ponía así mejor no ir en contra suya. Sabía que esa enfermedad era un asco, y que no podía hacer nada más. Les quedaban unos 8 días en la estación y no quería pasarlos discutiendo.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Sigue la historia >>

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Enfermedad de Crohn

Enfermedad de Crohn y Mango

Argentum Nitricum

Los 13 mejores alimentos para la enfermedad de crohn

About the Author:

2 comments

  1. […] >>>> Sigue en: “Combatir la angustia espacial…“ […]

  2. […] Sigue la historia del Sr Wolf (Hoy se sabrá que se llama Mario), ya que el tema que se ha dado es Espacio. Palabras: sapenco, zika, ovular, curso online, alícuota, serendipia. La historia anterior aquí presente. […]

Leave a Reply

*